lunes, 10 de noviembre de 2008

Frases de Clase

Vaya mierda de finde. Es época de exámenes y me toca quedarme en Pamplona a hincar codos. Hincar: como los indios pero con hache y acabado en erre jeje. Los que habéis pillado está última frase estáis de enhorabuena por algo guay que hay en este post. Pero antes decir que estar todo el finde encerrado en mi cuarto sin apenas salir y estudiando economía a saco es una jodienda bien gorda. También destacar que esta semana se han intoxicado 200 personas con gases tóxicos (restos de la bomba de la semana pasada) y bueno, mucho lío. Si es que aquí no ganamos para sustos, la verdad.

En fin, pues aquí os traigo una ración más de las frases de los profesores de la facultad de comunicación. La mayoría están, como siempre, extraídas del blog de Marta, aunque esta vez de alguna tengo la exclusiva jeje. Ahí van, primero las de la profesora de historia de la comunicación.

- Poner al Papa a hacer publicidad era ¡La bomba! Uy perdón, esa es la palabra prohibida estos días. Y bueno, claro, todo el mundo se creía que el Papa estaba promocionando vino, porque la gente era, eh... simpática y encantadora.

- Bueno, pues ahí estaba nuestro amigo Girardin, tan... tan así.

- Girardin siempre se estaba batiendo en duelo: era como los tres mosqueteros en uno.

- ¿Es que este tío está ciego o qué? (en ese mismo instante, mira a la chica invidente del grupo B) ¡Perdón, perdón...! ¡Le falta un tornillo!

- Fui a la iglesia de Saint Patrick en Nueva York, y al entrar ¡me encuentro con una banderaza de los Estados Unidos! Y, al otro lado, ¡otra banderaza del Vaticano! En fin, qué exageraos.

- Un año me tocó estar en las mesas electorales. Es toda una experiencia: te dan 20 euros y un bocadillo. Y si les dices que no, vas a la cárcel, je je.

- Son ustedes adorables... Parecen ositos de peluche amorosos, ahí, sentados en su pupitre, escuchando. Son tan jóvenes, saben tan poco...

- No crean que lo que sale en las películas americanas es mentira, porque ¡es cierto! Vas por una calle en Nueva York y, de repente, ¡uauuu, sale humo de las alcantarillas! Y luego ves que aparece la policía con las sirenas y ¡uauuuu, la poli!

- La compota de Pinkham te curaba de todo: de los golpes, del dolor de barriga, de la inhalación de gases tóxicos...

- (Sale una foto de Lydia Pinkham) Esta es Doña Lydia Pinkham “in person”, vendiendo su compota.

- Aquí aparecen postales para regalas a las niñitas con consejos para tomar la compota de Pinkham. Con esta compota las niñitas estaban más contentas y felices...
- Lady Pinkham era una mujer... pongamos de Alabama.
- ¡Tenía un pedazo de harén que te caes!
- Era un diseño bastante modernista y chuli para el momento.
- En la prensa francesa no todos eran amiguetes, tralarí tralará.

Ahora unas cuantas frases de clase de historia universal. Menudas risas, ha sido una clase muy divertida. La verdad es que estas dos y puede que TCI (en algunos momentos puntuales) sean las clases más divertidas de la universidad entera. Bueno, al principio de la clase nos ha contado que lo pasó fatal con lo de la bomba.

- Pufff, con lo de la bomba... menudo lío... todos corriendo, los papeles por el suelo, pero al menos mi coche está bien (y sonríe).

- (Está escribiendo en la pizarra y pone fechas de la convención francesa y pone 1973, en vez de 1793, y luego 74 en vez de 94) Oiga, se ha equivocado.
- Uy sí, no, esa es la fecha de la crisis energética, si, no, es lo que tiene la dislexia, que a veces...

- (No se acordaba de algo) Si es que la amnesia para un historiador es lo peor, te puedes jubilar ya directamente.

Os dejo con una canción que seguramente os sonará y que tiene que ver con una cuestión que nos planteaba el profesor de historia al inicio de la clase: ¿Para que sirve la violencia, la guerra? Absolutamente para nada.








3 comentarios:

Lorelei dijo...

Jajaja, ¡cómo me he reido! Eso sí, te aseguro que esas no son nada comparadas con las de la Lengua, la Consu.

Hoy ha hecho salir a la pizarra a los que han estado hablando en clase y -¡cómo no!- ha tenido que salir Ane, pese a que tiene el brazo mal (¿te conté la que le lió a Ane con lo del brazo?). Y le dice: "Ya sé que tienes el brazo mal, pero lo compensas con la lengua" Y luego salta "Chicos, perdon por sacaros así a traición..." Pausa. Añade en boz bajita: "...pero os lo merecéis"

¡Y deja de actualizar que tengo que estudiar!

Marta González Coloma dijo...

Voy a robarte las frases de Aurell... ^^

Jajaja, es que somos los mejores, entre los dos vamos a hacer un recopilatorio...

Bueno,a ver si actualizo mi blog y te pasas :D

PD: Tieeeenes un mensaje loco,loco,locoooooooo...

Un bexito ;)

Olatz Goicoechea dijo...

Jajajajaja.
La clase de Aurell fue super graciosa. xD Ese hombre es lo mejor. ^^