domingo, 2 de noviembre de 2008

1990-2008

No sé si conoceréis la famosa serie “Cómo Conocí a Vuestra Madre” y si no, tampoco pasa nada. Bueno, pues esa serie me encanta y es una de mis favoritas, por detrás de Perdidos, claro está. Pues bien, el otro día, antes de empezar con el blog me dije a mi mismo: “Tengo que hacer algo original, un blog con un toque personal” y luego me acordé de esta serie. He decidido hacer este blog contando mi vida hablando directamente con mis futuros-posibles hijos (si es que en un futuro tengo, claro está, eso nunca se sabe) y contándoles la historia de como conocí a su madre. Conociéndome, el personaje de la madre va a tardar muuuuucho en salir así que paciencia jaja, me centraré en contar mi vida, anécdotas, chistes, chorradas, haré lo que pueda por escribir con cierta frecuencia, ya que para mi es vital, necesito escribir, desahogarme, decir tonterías... Así que hijos, no penséis que esto es un castigo, sólo os voy a contar la fabulosa historia de… cómo conocí a vuestra madre.

Todo comenzó muchos años atrás en el tiempo, concretamente el 21 de enero de 1990, el día de mi nacimiento en el Hospital de Cruces. (((Esta parte la pasaré rápido, en plan escueto, ya que aquí podría tirarme toda la vida (bueno, al menos 18 años). Contaré todo de forma sucinta aunque en próximos posts retomaré la acción y contaré grandes anécdotas del colegio y cosas así.))) Viví y aún vivo en Bilbao (ahora más en Pamplona jeje) y allí fue donde di mis primeros pasos en la vida. En aquella época mis padres tenían una tienda de juguetes en el barrio de Rekalde. ¡Qué maravilla! Me pasaba horas en aquella tienda. Como todo, llegaron malos tiempos y todo se fue a la mierda, tuvieron que cerrar el negocio.

Año 1993, ¡Empieza el cole! Tengo fotos mías el primer día de colegio ¡qué cara más tristona! No quería ir, no quería marcharme de mi hogar-tranquilidad, burbuja de ilusiones y deseos con mis cochecitos de juguete. La vuelta fue contraria a la reacción de por la mañana. Estaba alegre, me lo había pasado bien. Claro, en aquella época de parbulitos no había exámenes y la prueba más difícil era no salirse de las rayas de los cuadernos de colorear. Pero eso cambió y los cursos se volvieron mazo plúmbeos... y empezaron los exámenes, por supuesto. Excepto por dos o tres años mí vida en el colegio fue viento en popa, me lo pasaba mejor en el colegio que fuera. Esto es debido en parte a mi incapacidad de relacionarme con la gente. Me costaba mucho hacer amigos y conocer gente. Gran parte de mi infancia la pasé solo, sin amigos, y creo que de ahí saqué toda la imaginación que llevo dentro. Al aburrirme siempre empecé a darle al coco y empecé a crear y a elucubrar. Debía mantenerme ocupado con algo. Estaba todo el día dibujando, haciendo comics, historias... Así empezó todo. Mi afición por contar historias y por los dibujitos.

El gran cambio fue 1996, con el inicio del colegio propiamente dicho. Al ser todo nuevo tuve que aprender a relacionarme por narices. No recuerdo muchas cosas de primaria pero fue una época de mucha diversión e inocencia. En los recreos nos lo pasábamos genial jugando al pilla-pilla, a polis y cacos, al esconderite… También, en el campo de arena, enterrábamos cosas para luego, tiempo después, desenterrarlas. Pues bien, nunca llegamos a volver a encontrarlas jaja. Por supuesto nunca me atrajo ningún deporte, no sé, no veía nada interesante que llamara mi atención, no sé si dentro de cuarenta años eso va a cambiar pero por mí que siga igual. En las fotos de acontinuación podreis verme disfrazado de serpiente, pescaito y de militar. ¡Con lo que me disfrazaba antes y ahora... ná!

Los años posteriores en secundaria fueron de lo mejor, con la excepción de 4º ESO. Fue un curso horrible. ¿Porqué mierda tengo que estudiar física, química y demás cosas raras? Puff, no pude, hubo varios pencos… Bachiller, en cambio, fue el mejor ciclo de todos, saqué las mejores notas de mi vida con el mínimo esfuerzo, menudo chollo. Pero no por ello dejé apartada mi vena creativa ¿eh? No me volví un vagoneta redomado, no podría. Si hay algo que odio es perder el tiempo, necesito hacer cosas, estar ocupado. Esos años los dediqué a escribir novelas, cuentos y comics con los que amenizar las clases de mis compañeros. Iban de cajón en cajón durante las clases más aburridas. De aquí tengo que contar las convivencias, pero eso en próximos posts. También me mudé de Rekalde en febrero del 2008 a otra casa más céntrica y cercana a la parada del bus del colegio. De esta época tengo muchas historias como por ejemplo una miniserie que grabamos Txino y yo junto con Txalo, Larri, Saez… Se titulaba Kops, muy recomendable jaja. También conocí a una tía muy friki llamada Sandra con la que ahora estoy haciendo un ciclo de Star Wars, pero que frikis que somos. Hijos, si no hemos hecho un ciclo de Star Wars todavía lo haremos pronto jua jua jua.

¿Conocéis esa mirada que tienen las chicas cuando les gustas? Yo tampoco. Mi época amorosa fue un poco mala, aunque ahora ligo el doble. Si antes era nada, ahora nada de nada. Fueron días extraños, por un lado quería estar solo, por otro no, quería llamar un poco la atención. Incluso llegué a perseguir a una chica por la red de metro de Bilbao. ¿A qué soy idiota? La chica debió de creer que era un psicópata o algo por el estilo, madre mía.
¡Qué jóvenes los aitás en la foto!

Lo peor de bachiller fue la tediosa clase de Historia del Arte. Me gusta esa asignatura, pero hay que reconocer que es un coñazo... Bueno, y también selectividad, mucho nerviosismo y angustia. Me bajó un punto la media pero, aun así todo fue muy bien y aquí he acabado, en la Universidad de Navarra estudiando comunicación audiovisual con la intención de ser guionista de cine o algo por el estilo. Será genial dentro de unos años de blog volver aquí, al principio, y ver mis ideales, mis gustos, mi personalidad... Espero no cambiar nunca y creo, que en el fondo, nunca he dejado de ser ese niño creativo solitario e insociable. ¡Veamos como acabo!


De regalo os dejo con mi canción favorita y tono de móvil The Passenger y con I Still Havent Found What I,m Looking For de U2, but... I will find it!!

4 comentarios:

Lorelei dijo...

Me gusta tu filosofía de "quiero ser original y por ello voy a plagiar el formato de una serie internacionalmente famosa". xD ¡¡Me encantas!!

Andoni dijo...

Esto es un blog, no una serie de televisión. Si fuese una serie sí que sería plagio, pero se da el caso de que es un blog, así que nada jaja.

Lorelei dijo...

No te piqueeeees.

Lorelei dijo...

¡Pero qué mona sale tu abuela en esa foto!