miércoles, 8 de diciembre de 2010

La muerte de John Lennon y la Operación Caos

A finales de 1980 cuatro disparos acabaron con una de los mayores genios de la música: John Lennon. Treinta años después de su asesinato muchísima gente de diversas edades le recuerda desde el cariño por su música, por ser un Beatle, por su carácter de figura carismática y por ser uno de los mayores líderes de la contracultura durante la Guerra Fría.

Fue esto último lo que pudo haber sido el catalizador de su muerte. Durante los años setenta, John Lennon pasó de ser un joven encantador de melenita que cantaba canciones de amor para adolescentes a un líder social de la contracultura, al igual que muchos otros músicos de la época. Programas de paz, antimilitarismo, ecología… los rockeros habían pasado de estar en las listas de éxito a influir en las conductas de millones de jóvenes de todo el mundo.

Todo el siglo XX está plagado de conflictos bélicos, y la Guerra Fría intensificó esto. La generación de esa época no soportaba más muertes de seres queridos y más odio. Era una época en la que los jóvenes rechazaban la Guerra de Vietnam, las minorías raciales reclamaban sus derechos y una guerra contra los soviéticos estaba haciendo temblar los cimientos de los Estados Unidos.

Esta subversión era vista como un peligro para los sectores más conservadores de la Administración. Tanto es así que, durante estos años, todos estos líderes revolucionarios murieron en extrañas circunstancias: unos muertos por drogas y otros asesinados por fanáticos, que curiosamente habían estado en campamentos de entrenamiento de la CIA.

Esta guerra oculta contra las estrellas del rock y de la cultura moderna en general puede parecer un cuento chino. Sin embargo, en el año 2003, el FBI desclasificó diversos archivos que dan fe sobre este asunto. En aquellos archivos apareció el nombre de una operación secreta creada por la CIA para la supuesta eliminación del avance de la contracultura mediante atentados, sabotajes y asesinatos y al mismo tiempo mantener cierta estabilidad social bajo los cánones de una mentalidad conservadora. Se trata de la Operación Caos.

“La operación Caos se crea básicamente a finales de los años 50. Es un movimiento para aniquilar a toda la contracultura hippie, movimientos como los Panteras Negras, Ku Klux Klan o vertientes del Partido Comunista. En aquellos momentos significaban una clara amenaza para el gobierno de la época, la administración Nixon quizás más a finales de los 60 principios de los 70 y creada especialmente para controlar, vigilar y, en última instancia, llegar a sabotear conciertos, presentaciones de discos e incluso, la leyenda negra cuenta que acabaron en el frio asesinato”.

En 1968, Howard Hunt, asesor de la CIA, acordó con el Gobierno estadounidense la creación de este grupo para la eliminación de los personajes que enturbiaban el patriotismo y el desarrollo del poder de los Estados Unidos. Es posible que J. Edgar Hoover, director del FBI, con ayuda de la CIA y de la mafia napolitana, introdujera entre la clase media-baja norteamericana cantidades industriales de LSD, convirtiendo a la CIA en el monopolio de esta droga en Estados Unidos. Con esto socavarían la floreciente revolución hippie a base de alucinógenos.

El germen de esta macabra operación fue COINTELPRO, o programa de contrainteligencia. Se trataba de un programa del FBI cuyo propósito era investigar y desbaratar las organizaciones políticas disidentes dentro de los Estados Unidos. Mantienen el sistema de vida americano inalterable. Este plan empezó en 1956 con la misión de hacer desaparecer al Partido Comunista de los Estados Unidos. Luego trabajó para sofocar el clamor de movimiento de las Panteras Negras, igualdad de los negros y el Ku Klux Klan, ente otros. Todo esto fue secreto hasta 1971, cuando un grupo de radicales asaltaron una oficina del FBI y tomaron varios dossiers que luego pasaron a agencias de noticias.


John Lennon fue uno de los más perseguidos por ellos.
“Representaba aquella amenaza para toda, quizás la derecha más rancia de Estados Unidos, para la administración Nixon, por sus continuas quejas, alborotos, manifestaciones, reivindicaciones políticas, demasiado izquierdistas para la época que era… Y ver cómo esa masa que arrastraba Lennon desde su época con los Beatles traía bastante cola”. (Amaiur Elizari)

Nixon intentó, por todos los medios, no renovarle el contrato de permanencia en el país. Sin embargo, Lennon fue apoyado por muchos otros artistas del momento. Al final Nixon tuvo que renovárselo, pero siempre estuvo vigilándolo.

Finalmente, en 1980, fue asesinado por Mark David Chapman. Se le había calificado de un lunático, de esquizofrénico, pero luego se comprobó que había estado en campamentos de entrenamiento de la CIA en Beirut. Más tarde fue enviado a Hawaii para someterse a un proceso de modificación de la personalidad. Fue tratado con sustancias como la torazina o incluso la hipnosis, en un proyecto conocido como MK-ULTRA. A raíz de estos experimentos, Chapman empieza a escuchar voces en su cabeza. Se hace obsesivo de El guardián entre el centeno, un libro que ha obsesionado a más de un asesino en Estados Unidos, como el que intentó asesinar a Ronald Reagan o el asesino de Bobby Kennedy. Ninguno de estos asesinos, tras el homicidio, trataron de escapar. Los testigos dicen que Chapman se sentó tranquilamente en un banco a leer el citado libro tras matar a Lennon. Algunos teóricos piensan que ese libro es una especie de clave de algún proceso hipnótico a través del cual se puede despertar una orden de asesinato. Chapman reconocería, años después, formar parte de esta Operación Caos.

Sin embargo, estos rumores, estas leyendas, no convencen a todos.
“Si se quiere demostrar la Operación Caos, la muerte de Lennon es posiblemente el camino más difícil. John Lennon es asesinado en un momento en el que toda su lucha política que había mantenido sobre todo a finales de los 60 principios de los 70 está totalmente olvidada, había pasado un montón de tiempo fuera de ese mundo y además quería convertirse en un padre de familia que quería sacar discos. Estaba sacando discos en esos momentos. Que realmente son discos que no tienen ese trasfondo político que podían tener discos como Imagine, Mind Games… discos de este estilo que sí que han tenido muchísimo más trasfondo político y sí que eran cuando John Lennon estaba en un periodo de lucha política muy importante”. (Iñaki Llarena)

Los suicidios, las sobredosis y los ataques al corazón fueron las formulas preferidas por los artífices de esta siniestra conspiración. Los asesinatos de Kennedy, Luther King y Malcolm X fueron como el germen de toda la trama, pero una vez puesta en marcha acabaron con figuras como Jimmy Hendrix, Jim Morrison, Rolling Stones, Elvis Presley e incluso Marilyn Monroe. Estos personajes influían en la opinión pública como nadie.

“Eran las estrellas, eran los ídolos de la juventud norteamericana, no norteamericana si no mundial. Grandes estrellas del cine, del rock, del espectáculo, y que suponían estar un peldaño más por encima en cuanto a popularidad e importancia que los mandatarios del país”. (Amaiur Elizari)

Incluso Bob Dylan fue un objetivo pero tras tener un accidente de moto cambió radicalmente su conducta, dejó el activismo y hasta se hizo cristiano. Se dice que se convirtió en “un buen chico.” Dylan cambió y sus fans le criticaron por ello, pero ¿tuvo algo que ver el Gobierno?

“No creo que haya cambiado de actitud. Bueno, En los últimos años sí, pero en los años 70 sacó un montón de discos que han tenido protestas que han tenido que ver con el gobierno norteamericano, con el entramado jurídico etc. A partir del 67 cambió porque Bob Dylan tenía que cambiar, evolucionar musicalmente, y eso es lo que hizo a partir de esa época, electrificar su sonido y evolucionar musicalmente”. (Iñaki Llarena)

Hendrix fue la primera víctima de esta Operación Caos debido a que era una de las figuras más relevantes para la creciente juventud afroamericana. La versión oficial dice que “el Elvis negro” murió de sobredosis en septiembre de 1970.

“Y la otra versión es la que cuentan testigos del concierto, de los ensayos, que estaban por ahí, y que al parecer se encontraba en una especie de ritual sexual muy sádico con una mujer que nadie conocía, a nadie le sonaba, y se la encontraron encima de Hendrix en una especie de sofá estrangulándolo con una toalla”. (Amaiur Elizari)

La autopsia del doctor Bannister, sin embargo, confirmó ciertas irregularidades en los informes como que Hendrix murió ahogado en vino tinto con una toalla atada a su cuello y con evidentes señales de lucha. Tres días después encontraron el cuerpo del forense flotando en un río. Pero… ¿hay una conspiración o sólo son casualidades?

“La teoría del caos falla en muchísimas cosas. Por ejemplo, en el caso de Jimmy Hendrix. Hendrix no era un anti americano, de hecho sólo tiene una canción en la que habla sobre la guerra de Vietnam, en contra de la guerra deVietnam. Pero Hendrix en muchísimas entrevistas siempre hablaba de que se sentía muy americano, apolítico… de hecho había sido miembro de las fuerzas armadas norteamericanas…”. (Iñaki Llarena)

En el Reino Unido pasaba lo mismo. El enemigo en este caso eran los Rolling Stones, y en concreto su líder, Brian Jones, a quien encontraron ahogado en su piscina.

Jim Morrison corrió la misma suerte, siendo encontrado ahogado en una bañera en 1971. El informe oficial dijo, al igual que el caso de Hendrix, que su muerte fue debida a una sobredosis, pero se sabe que Morrison las había dejado espantado por la muerte de Janis Joplin.

Y lo mismo ocurrió con Elvis, que murió “sentado en el trono” en 1977. Hay documentos desclasificados donde se dice que se había comprometido con el FBI para pasarles información sobre actividades ilícitas de algunos artistas del momento, lo cual le puso en peligro y no tuvo más remedio que fingir su muerte y huir del país.

El siguiente en caer fue John Lennon, pero no fue el último. También destacan los extraños suicidios de Kurt Cobain, en 1994, o del líder de INXS, en 1997. Este último era activista en movimientos como Green Peace o Amnistía Internacional. Le encontraron ahorcado en un hotel con su propio cinturón.

Septiembre de 1996, una cortina de humo cubre el misterioso asesinato del rapero TuPac Shakur, tiroteado en un semáforo de Las Vegas. TuPac es el rapero que más discos ha vendido de la historia, con 50 millones de copias sólo en Estados Unidos, conocido por sus mensajes políticos y de igualdad racial en sus letras.

Todas estas extrañas muertes, paradójicas casualidades y datos extraviados dan que pensar. Quizás sean de las pocas pruebas que afirmen que la Operación Caos aún está en marcha y goza de un magnífico estado de salud.

“Todo esto es una leyenda, una conspiratoria, pero bueno, al final mucha gente dice que cuando el río suena…. Agua lleva”. (Amaiur Elizari)

Treinta años después de la muerte de Lennon la gente no olvida su mensaje, sus letras ni su sueño, el cual aún continúa vivo y sigue influyendo en la forma de pensar de mucha gente.





Fuentes:
- Documental The U.S. vs John Lennon.
- Programa Milenio 3. Cadena SER. Iker Jiménez.
- Santiago Camacho Hidalgo, periodista, escritor de “20 grandes conspiraciones de la historia”.
- Amaiur Elizari.
- Iñaki Llarena.

2 comentarios:

Álex G. Garaizar dijo...

Vaya puto tocho. Cuando he llegado al "Leer más" se me ha caído el alma a los pies. No sé si algún día pdoré leerlo XD Y por el estilo, que no parece aloneinthedarkónico, diría que has hecho un copia-pega de trabajo de la uni tal cual XD

Andoni Garrido Fernández dijo...

Jajaja sabes de sobra que es el reportaje que hice, que estabas cuando me lo entregó el profe!

Y debes saber que en navidad lo haré AUDIOVISUAL. Ya verás cómo va a molar jaja