lunes, 18 de mayo de 2009

Práctica de CIE 9: Conversaciones (500 palabras)

Una charla eventual

Estaba en una aburridísima cena con mis tíos cuando dos hombres entraron en el restaurante. Desde el primer momento noté que no eran personas normales. Se sentaron justo detrás de mí, en una mesa pequeña. Pidieron lo que querían tomar a un camarero y empezaron a hablar en bajito.

—No sé… no estoy muy convencido de lo que dices —discrepó dubitativo uno de ellos, el de bigote.

—Hazme caso, no es tan extraño —contestó el otro tipo.

—Ya sabes que no tengo ni idea de esas cosas.

—Ése es el problema, ¡la terminología! Estoy seguro que tras unos ejemplos aclararé todas tus dudas.

—En serio, Doc, déjalo —al parecer, el otro era doctor—. Si tú quieres creer en esas cosas, bien por ti. Yo no he estudiado física ni nada parecido. En el colegio un poco, supongo —no lo dijo muy convencido.

—Si tuvieses una... ¿qué harías con ella?

—Espera —bajó su mirada para ocultar una sonrisa—. Seguimos hablando de una máquina del tiempo, ¿no?

—Por supuesto. ¿A dónde irías? ¿Pasado o futuro? O quizá…

—Mira —interrumpió—, Stephen Hawking dice que eso es imposible. En uno de los libros que me dejaste leí que si se pudiese hacer una máquina del tiempo ya habríamos tenido visitantes del futuro o algo parecido.

—Cierto. A no ser que se creen universos paralelos con cada cambio.

—¿Estás hablando de otras dimensiones?

—En realidad no. Otras dimensiones serían átomos en distinta frecuencia, mundos paralelos a este, pero subyacentes: cielo, infierno, donde habitan los fantasmas… —puso cara de loco al decir esto— yo te hablo, mi querido amigo, de futuros alternativos.

—¡Venga ya! —exclamó el bigotudo— No me creo que existan miles y miles de planetas Tierra en donde todo se ha vuelto diferente porque un día nos movimos un poco más hacia la izquierda.

—La otra opción sería “lo qué pasó, pasó”. En otras palabras, que si viajas en el tiempo es porque es tu destino en la historia. Todo está escrito y hacemos lo que hacemos porque así debe ser. Sin embargo, esta teoría tiene muchas incongruencias.

—¿En serio? —le espetó, con ironía.

—La paradoja del abuelo, por ejemplo. Viajas al pasado y matas a tu abuelo. ¿Qué sucedería entonces? Cortarías de raíz todo el eje espacio-temporal. Tu padre no habría nacido, ni tú tampoco. Desaparecerías del universo. Sinceramente, no tiene ningún sentido.

—Joder, qué lío. Desde que ves esa serie estás todo el día igual.

Perdidos es una gran serie, si no fuera por ella no me habría aficionado tanto a los viajes en el tiempo. Por cierto, vámonos ya a casa que echan otro episodio esta noche. No me lo pienso perder.

—Pues vamos a llegar tarde, lástima que no existan máquinas del tiempo…

4 comentarios:

Marta González Coloma dijo...

¿De verdad que esto lo escuchaste? ¬¬

Anjohnyyyy...

Álex G. Garaizar dijo...

Es sumamente poco creíble que escucharas esa conversación, sobre todo por detalles como:

—En serio, Doc, déjalo —al parecer, el otro era doctor—.

¿Regreso a futuro? XD

Andoni Garrido Fernández dijo...

¡Pues claro que me lo inventé! ¿En qué estaría yo pensando? ¿En irme a un bar o al metro a escuchar conversaciones? Ja. En mi cabeza oigo voces, voces en conversaciones mucho más interesantes de las que puedo encontrar por la calle.

Álex G. Garaizar dijo...

Si ya sabía que te la habías inventado, sólo que si pretendías colarlo por auténtico, como que no XD

A Santi le puso un 7 por haber metido orcos en su historia X__D