viernes, 17 de abril de 2009

Getxoparty

Nuestra querida amiga Iraia creó el término y propuso la idea tiempo atrás. Creó gran expectación afirmando que sería la fiesta del siglo. Pues bien, no lo fue; pero, aun así, nos lo pasamos muy bien. El plan empezó el miércoles 15 de abril de 2009, a las 12 de la mañana. A esa hora, quizá un poco más pronto, me levanté de la cama y tras desayunar con tranquilidad fui a reunirme con Sandra, y luego con Iraia a la estación de autobuses. Allí estuvimos esperando, no mucho tiempo, a Álex y a Ane, su novia. El plan era dejar las maletas en mi casa e ir a visitar Bilbao. El tiempo acompañaba en las primeras horas de la visita, luego fue cambiando poco a poco mientras las negras nubes del horizonte se acercaban para hacernos sacar los paraguas.

Salimos de mi casita y fuimos hacia la ría a través de Indautxu. Pasamos por el parque homónimo y luego llegamos al Parque de los Patos, o de doña Casilda. El recorrido fue marcado prácticamente por el paseo de la ría, ya que es lo más turístico de Bilbao, por no decir lo único turístico de Bilbao. Llegados al Gugenheim decidimos ir directos al HDH para comer algo y para guarecernos de la suave lluvia que caía, pero que se veía que iba a empeorar. Así es Bilbao, por la mañana hace mucho sol, por la tarde jarrea: tormenta, granizo, lo que sea.

Como no podía ser de otra manera, llevamos a nuestros amigos a comer al Hot Dog House, lugar donde llevamos a todos con quien salimos. Nos deberían hacer descuento o algo por la publicidad que le estamos haciendo al local. Qué lástima que estos no probaran las tortitas con sirope de arce... Tras la comida dimos un poco más de vuelta a Bilbao llegando al Casco Viejo y otros sitios de interés para luego volver a mi casa, recoger las cosas y ponerse rumbo a Getxo sobre las seis.
El trayecto en metro fue largo, y más lo fue el camino de la estación a la casa de Iraia; y lo que nos quedaba. Una vez en su casa nos acomodamos y decidimos ir al Artea a comprar provisiones. Iraia nos llevó en su coche y pudimos comprobar que no conducía tan mal. Aun así íbamos todos con los cinturones de seguridad abrochados, por si acaso. En el eroski compramos muchas cosas, pero creo que lo que más sensación causó fue el Malibú, sobre todo a Iraia. Volvimos a Getxo y allí estuvimos casi todo el resto de la tarde jugando a la Wii. El Wii Sports fue divertido: jugamos al tenis, al los bolos, al golf... Lo del golf fue lo más divertido: yo y Álex empatamos en la primera posición, Sandra quedó cerca y, sin embargo, Iraia quedó atrás del todo, muy atrás. Se ve que los deportes no son lo suyo, al menos en la Wii. Se pasó casi toda la noche diciendo “mierda” y maldiciendo a la Wii.
Llegó la hora de cenar y atacamos la tortilla de patata y el bizcocho que había hecho mi madre. Álex preparó unas gulas del eroski que tardaron mil años en descongelarse. Hubo que descongelarlas manualmente porque con el microondas no había manera. De todas formas, le salieron bien y no sobraron muchas. Luego llegó el turno del Malibú con zumo de piña. Iraia ya empezó a ponerse borracha desde el primer sorbo, como en nuestra primera salida. Lo mejor fue su papel de cuidadora de su hermano pequeño, dándole alcohol. Como babysitter no tiene precio. Luego fuimos al cuarto a ver el GRAN VÍDEO DE NUESTROS MEJORES MOMENTOS. A ver si puedo subirlo. Y, tras verlo, estuvimos una o dos horas viendo vídeos graciosos en Youtube, eso sí, a un volumen ínfimo para no llamar la atención a los vecinos que, según Iraia borracha, estaban golpeando con una escoba al techo. Iraia borracha empezó a decir que lo pusiésemos todo bajito (yo apenas oía los vídeos) y así se convirtió todo en una FIESTA DE LOS SUSURROS. Lo raro es que Iraia borracha hablaba más alto que los vídeos y hacía mucho ruido; se pasó un tiempo largo hablando de que “en ocasiones veía y oía vecinos”, y luego sobre Asier, su novio imaginario. La fiesta de los susurros acabó con todos durmiendo. Yo y Sandra en el salón, en un colchón; Álex y Ane arriba, justo debajo de un tragaluz; e Iraia, en su cuarto.
A la mañana siguiente hacía un día radiante, muy soleado, y decidimos salir al exterior para visitar Getxo. Anduvimos tanto que daba la sensación de que Getxo era grande. Iraia nos guiaba exlicándonos con todo lujo de detalles que era cada cosa. Estuvimos en la playa y en el puerto deportivo, viendo yates y barquitos. Tanta caminata nos abrió el apetito y volvimos para la hora de comer, es decir, para las cuatro más o menos. Y, una vez allí, estuvimos una hora jugando al Mario Kart y al Smash Bros en la Wii así que no comimos hasta más tarde. Después de comer tocó recoger las cosas y volver a Bilbao, no sin antes ver el famoso molino del que Iraia hablaba en una de sus prácticas de CIE. Allí dejamos en el autobús a Álex y a Ane y luego nos despedimos de Iraia. Yo dejé en casa a Sandra y, cuando llegé a la mía, caí rendido en el sofá. Aunque Iraia no nos dejaba hacer mucho ruido porque había vecinos, nos lo pasamos bastante bien. Fue una aventura divertida, y más con Iraia borracha, que dice muchas tonterías. Llevabamos bastante tiempo queriendo volver a verla en ese estado, y no decepcionó a sus fans.

5 comentarios:

Marta González Coloma dijo...

"Lo mejor fue su papel de cuidadora de su hermano pequeño, dándole alcohol. Como babysitter no tiene precio."

Jajaja, mortal. Y lo de la fiesta de los susurros tampoco tiene desperdicio.

Pues nada, me apena mucho no haber podido ir, pero otra vez será (siempre hay ocasiones para ver borracha a Iraia, parece una atracción turística, pobrecita... xD)

Nate dijo...

cool blog, the polls are freaking hilarious to me 'cause of the translation of some of the shows/movies.
Also the blog about the many, many arbitrary and outrageous polls? (encuestas chorra) it's pretty funny too. good work.

Iraia dijo...

Definitivamente, quieres acabar conmigo.

¿No te das cuenta que lo puede leer mucha gente y echarme la bronca?

Andoni Garrido Fernández dijo...

Thank you, I'm glad to see that my blog has influence on people from such distant places. And well, it's true that sometimes the translation of the titles of some books or movies leaves a lot to be desired, hehe.
Best regards!

Álex G. Garaizar dijo...

Jarl, como que lo de "Babyitter" y lo de "La fiesta de los susurros" fueron chsites míos XD

A mí me decepcionó un poco la Getxoparty, más que nada por eso, porque no podíamos ni hablar porque supuestamente había vecinos abajo que pegaban golpes con la escoba que sólo Iraia podía oír. Y si el vídeo de Youtube estaba a un 15% del volumen al que hablaba Iraia (porque era la única que no dejaba de hablar, aunque el resto no pudiéramos), se escandalizaba.

Pero bueno, estuvo jarto y conocimos (Ane y yo) dos sitios por el precio de uno XD

Por cierto, qué jarto que tengas visitas iternacionales. Yo he tenido una de Alemania y otra de Italia, y un tipo de Benidorm se quedó 10 minutos en mi blog XD Cómo mola el Analytics.